HOMBRES PASEANDO

He estado dando una vuelta por el parque.
El rocío nocturno había mojado la hierba,
las hojas de los árboles caían obedientes,
se quedaban en el camino de tierra
como huellas amarillas.

Me habría gustado verlas
haciendo el recorrido inverso,
subir de nuevo al árbol,
clavar sus uñas en las ramas.
Me pregunto qué ocurriría entonces,
si aun así nadie se pararía a mirar.