UNA MISMA HISTORIA SE PUEDE CONTAR DE MUCHAS FORMAS

En la puerta del supermercado
una mendiga muy mayor está sentada
pidiendo limosna,
un cartel escrito a mano dice
que tiene que alimentar a doce hijos.

Pero si le das la vuelta
puedes leer un hermoso pasaje
que relata cómo Odiseo entró en Troya
en el interior de un enorme caballo,
la mañana azul, un sol agradable,
aunque esto solo son suposiciones, claro.


(Para Iria G)