EL TIEMPO HA PASADO Y ESTAMOS EN NINGUNA PARTE

¿Recuerdas cuando anotábamos
nuestra estatura con lápiz
en los marcos de las puertas?

¿Dónde ha quedado ese tiempo?

Mirar hacia abajo

no es volver atrás.