INSECTOS EN FRASCOS

El tráfico se amontona,
los coches forman una fila interminable,
como cebollas en la cocina,
aguardando su turno.

Un padre y su hijo
se detienen ante un escaparate,
observan los insectos encerrados
en frascos de cristal,
en sus rostros una mezcla
de escepticismo y asombro.

Detrás de ellos,
los coches siguen exactamente
donde los habían dejado.