BALADA DE LA TARDE DE ENERO

No hay nada más que la canción,
una canción tocada de forma triste
que dice que estamos solos,
que todo el tiempo que nos queda
no será más que la repetición
de este momento de soledad.

¿Y qué podemos hacer contra eso?
El corazón también es terrible,
ese cuervo que se posa un instante
en la ventana,
finge que busca algo,
se lleva después nuestros ojos
hacia un paisaje
que aún no hemos sabido describir.