TARDE DE DICIEMBRE

La vieja llovizna,
la luz encendida en el salón
y aquello que sucede sin aviso,
eso que parece haber sido visto
hace mucho tiempo
y simplemente se repite mecánicamente,
no podemos recordar de dónde viene
ni si fue nuestro en algún momento,
dejamos que ocurra, eso es todo,
la tarde se lleva algunas cosas
y nos deja otras,
nosotros miramos alrededor con incertidumbre.