LUZ DEL DÍA

Poco a poco
la mañana se hace a sí misma
como una cosa que recordamos,
la luz a primeras horas del día
y la luz a últimas horas del día
es mucho más hermosa,
siempre a medio camino de algo,
en la calle los ruidos se acumulan
y dan forma a todo lo que vemos,
sin embargo por la noche
el cielo se va más atrás,
deja en evidencia lo que falta,
la violencia de los pasos en el pasillo,
alguien que no está
y a pesar de eso
podemos oír cómo se acerca.