UN PERRO

En invierno todas las ciudades
parecen las ruinas que quedan
después de una guerra.
Las pocas chimeneas
que todavía siguen en pie
lanzan su humo como un mal presagio.

Entre los escombros se mueve el frío
disfrazado de perro.
Desde la otra acera, harapiento,
un niño lo llama.
Pero el perro corre en dirección opuesta,
como si hubiera visto a la muerte.