UNA GUITARRA, LAS HOJAS QUE CAEN

Me gusta escuchar el olor
de las castañas cuando el otoño
empieza a ser voz alta.

Una guitarra rotula el cielo
y no es la niebla.

Solo los pájaros conocen bien
la geometría de las chimeneas.

En los tejados el mundo
se destroza para que alguien
lo llame atardecer.

Las hojas que caen agotadas
de los árboles son hombres
que han huido muy lejos.