ESTAMOS HECHOS DE RETALES

Espérame en la bastilla de la tarde
cuando el invierno ya llega.
Quería que la pintura durase todavía.
El invierno es un caballo que muere
en un parque. Mira
la luz de una vela desnutriendo
el cielo. Estamos hechos de retales.

Quería que la pintura durase todavía.
Una autopista enciende la noche
con espinas de colores.
Las ciudades son infinitas y el amor
un hueso roto. Espérame
en el zumo del horizonte
cuando el sol destiñe sus pensamientos.