ESPERA HASTA EL MEDIODÍA

La música de la casa: un espejo
pensando rostros que ya no están:
bronce hablando en los candelabros.

Por el pasillo los peces se alejan
de los peces y un hombre arrastra
un cuerpo hasta el borde del cuerpo.

Mira la ventana mirarse: la mañana
durante la noche aguarda
como el viento apoyado en el viento.

Una lámpara abre sus manos: cuánto
durará el negocio del sol primaveral:
espera hasta el mediodía,

todavía podemos contemplar el mundo
con ignorancia.