ESA NO ES FORMA DE DECIR ADIÓS

Los silencios nos convierten en portales.
Así pasa el mundo por nosotros.

Tú eres el río quieto de una fuente.
Yo el tajo en la madera de la luna.

Así nos ven desde las azoteas.
Horizonte que cae de un árbol roto.

Pasada la ciudad queda un secreto.
Algo que se vuelve extranjero.

Las dunas donde el sol muere a diario.
El periódico que esconde a los náufragos.

Tú eres la playa sola de los garajes.
Yo el incendio encendido en una lupa.

Así nos ven desde el fondo de la lluvia.
Así, como un mapa arrugado.