ES IMPORTANTE QUE APRENDAS INGLÉS, CHICO

Todos saben inglés y ya no se encierran
en sus cuartos. Como si tuvieran
una llave maestra o una ganzúa.
Las noches estudiando lecciones improbables
acabaron un verano con olor a pólvora.

Ahora todos marchan por la luz de las farolas
evitando la sombra triste de las ojeras.
O le rezan a algún dios que duerme
en los pasillos ordenados de los supermercados.

Todos saben inglés y ya no se encierran
en el Océano Atlántico. Cantan canciones
desde lejos o leen ciudades
que los mapas nombran fuera de las manos.
Y el miedo a perderse ha quedado
en las garras de los leones del extrarradio.