AL BERTO MIRA LAS ESTRELLAS UNA NOCHE CLARA

La costa es parte memoria,
parte océano perpetuo.
El domador de estrellas
hablará toda la noche
mientras tú y yo
bebemos las bombillas,
saltamos las baldosas rotas.

En el silencio habrá una duna
y en la duna una cama,
pero nadie, esta noche,
deshará sus sábanas negras.

Porque tú y yo seremos oro.

Porque tú y yo no volveremos
nunca más
a ver leones
en la espuma de la playa.