BALCÓN

El cielo cae
perpendicular sobre
el andamio. Diminutas

luces arañan

la avenida. El último
autobús se arranca

la piel, desaparece

al doblar la esquina.
En un soportal,

un mendigo recoge

las sobras del asfalto,
prepara su almohada.