EL SOL Y LOS BRAZOS VACÍOS


Un lento trazado

y el tren va girándose
como una hoz acostumbrada
sobre el paisaje.

Las hojas del árbol

caerán a través
de las hojas
cuando llegue el otoño.

Mientras tanto

miremos el agua muerta
del estanque y el sol
pisando el fondo

de la hierba, a salvo

de los caballos lluviosos.