EXCEPTO EL VIENTO


Si me preguntas si hay

un par de zapatos de tu número
en la orilla
tendré que responderte que no,
desgraciadamente.

Leo el cielo vacío a la sombra

del mar. El mundo
es un pendiente que gira
en la oreja de una joven. Nada
ocurre esta mañana.

Excepto el viento,

que enreda mis pies
con mis palabras y arrastra
las hojas secas de mis ojos
hasta otros ojos.