ANTIGUOS PERO NO TANTO


Hay un cielo más liviano,

aquí es un punto
que ya no se negocia.

Casi lluvia, casi solos.

La calle para los valientes

y el viento
balcones a la deriva.

Miro dentro,

la casa es un jardín.

Junto al televisor

el viejo altar de las fotografías
y un jarrón.

Todos más juntos.

Casi lluvia, casi solos.