UNA CANCIÓN SE ESCAPA DE LA VENTANA


La misma distancia entre los eucaliptos

y el zumo de naranja. La tarde
agujereada, la tarde amarilla y tan lenta.

Los dedos de mi madre saben, el dedal

se cuida como el paraguas lo hace
de la lluvia. Pero hoy el sol nos recuerda.

Una canción se escapa de la ventana.

Miro el cielo buscando un avión
que lo justifique. Encuentro vacíos los ojos.