PARECE UN BARCO


Busco un asiento cómodo. Miro:

miles de personas pasando
como pasa el mar; una cafetera
erosionando el aire todavía frío.

Esculpo con los dedos algo

que parece un barco,
dejo que se aleje. Sus palabras
cosen peces en el agua.

Bebo mi café. En otra mesa

una pareja habla apresuradamente.
Sus labios son botellas que se vacían
para que entre el cielo.