LA NIEVE CASI


Estoy en la fotografía, sonriendo.

Después está la nieve
sobre la que nunca hay nadie.

No conozco muy bien la nieve.

Tampoco sé quién es ese niño
que nos mira y sonríe.

Por las noches alguien baila.

Todas las ciudades tienen algo
nuestro. Así

creemos saber volver. Así,

nos aseguran los árboles.