VIOLINES EN EL SALÓN DE LA CASA


no sé por qué estás tan seria, lo que se rompe es lo que tenemos, parecemos mucho más jóvenes que en la fotografía

lo ocurrido se parece a un barco hundido, un incidente aislado nada más, busca en el bolsillo de tu abrigo una razón para quedarte

se diría que algún día fuimos felices como una mano abierta en el agua

pequeño río pequeña orilla avanza columpiando la hierba, mañana ya no seremos hermosos, mañana ya no

hablaremos violines en el salón de la casa, odiosos violines, violines mordiéndose las uñas

se diría que algún día fuimos nosotros los que nos esperaban, la madera se quedaba con nuestros pies, mañana ya no seremos hermosos