NUESTRO GUERNICA


Esta es mi revolución: la palabra

encadenada a la muñeca nevada
del malabarista, la lluvia torrencial
en la yema de los dedos del ventilador.

Este es nuestro Guernica: el incendio

y el batir de alas de los balcones,
las farolas desfilando como soldados
de plomo por un árbol arrasado.

Pero quiénes serán los héroes.

Y de qué habrán servido los nombres.