LA PIEL ERA TAN SUAVE


Amamos el invierno. Lo dice

la canción. Y es verdad. Trompetas
en invierno. ¿Acaso hay algo
más hermoso? Puede.
Pero ahora mismo no. Este instante
pasará, el agua se quedará
en el vértice de la rosa.

Amamos el invierno. La mañana

es una botella, el cielo un pulmón.
Un taxi se detiene en el océano.
El horizonte atando unos zapatos.
¿Acaso hay algo más hermoso?