INSOMNIA / AL PACINO BLUES


Duermo mal. La noche

es un aplauso de estrellas y alfileres
fríos de musgo. Las manos ordenadas
de los balcones hablan el rocío,
pero el mar ya no empieza
en las persianas cansadas.

Duermo mal. La sábana

está manchada de chacales, las alas
de las libélulas dislocan
mis pupilas. Alguien labra las alfombras,
se prepara el día para abrir
los portales de las interrogaciones.

Duermo mal. Todos los colores

están en el camaleón del lento vestido
de fiesta, cientos de pies esperan
en el parqué a todo el mundo,
mis huesos tiemblan como los cimientos
de un pájaro que no se atreve.