EL POEMA DE ALGUIEN


En el poema de alguien la luna está cubierta de gusanos. Es de noche y los girasoles cuentan el dinero en silencio. En la esquina de una cucharada de sopa una niña llora y nadie baila en el pasillo del hospital.

Los pájaros persiguen relojes por el cielo cuando deja de llover en el poema de alguien, te dije.

En el poema de alguien los barcos se hunden para que creamos en el mar. Una canción es un asiento en primera fila en el autobús del atardecer. Los álamos roban manzanas y los consejos de los ancianos son zapatos descalzos.

Perdámonos en los calcetines de las farolas, te dije, seamos los soldados que duermen en las trincheras de los parques en el poema de alguien.