BALADA DE LA REINA DE PICAS


A él le gustaba hablar de la Reina de Picas. Decía que era capaz de apagar una bombilla con solo humedecer la yema de los dedos de una palabra.

Una palabra, por ejemplo, huella.

Una huella es alguien que ya no está donde creías. Una huella es una mariposa pesada como un ancla.

A él le gustaba hablar de la Reina de Picas. Decía que siempre llevaba la sombra de un árbol en un pequeño monedero.

Para poder retocarse los ojos de la hierba, decía, para poder mojar el agua de los relojes.