PASEO POR EL BOSQUE


He estado paseando por el bosque

del mar, donde el pulpo
silba la luna entre sus manos.

He vuelto temprano,

he desabrochado las algas
de mi abrigo más viejo.

Ahora dormiré en una huella

prohibida.

Y soñaré, tal vez,

con el barco de hierba fresca.

Y despertaré, tal vez,

en una cama cosida con sal.