LO QUE SOBREVIVE


Lo que sobrevive

permanece quieto. Así que
no mires, escucha
los colores de los pasos,
en la escalera o en la avenida.

O una fuente

que se deja en las manos
la palabra agua.

Inventa una solución creativa

para las orillas del río,
un cuento para el niño
que no consigue dormirse mar.

La noche es el alfiler de una estrella.

El movimiento de un pájaro

empieza y termina en la rama.