BLUES DE ALEJANDRA PIZARNIK


Alejandra Pizarnik escribía

con la tinta de un cuervo.

El silencio es el sótano

de la lluvia de arrabal.

El silencio es el zapato

de una huella en la nieve.

Alejandra Pizarnik escribía

apuñalando una luciérnaga.