UNA PUERTA ETC


Una puerta y un bosque.

Para llamar y que alguien
abra su cuerpo repartido.
Para entrar y volver a salir
adentro de lo afuera.
Para llamar de nuevo
cuando los pájaros estén ya
colgados y los árboles
sean solo el reflejo
de los árboles,
y el cielo
un río boca abajo.