DESPUÉS DE LA LLUVIA


Las piedras vueltas río

y agua estancada en las manos
turbias de las ventanas.

Alguien corriendo, trazando

una diagonal hasta su refugio.

Será breve:

las alcantarillas no aguantan.