CUANDO LLEGUE MI HORA


Cuando llegue mi hora

los barcos arderán la hierba
y todos lo sabrán.

Cuando llegue mi hora

diré el cielo de los relojes
con la voz de las viejas grúas.

Cuando llegue mi hora

la carretera pensará el mar
de una caja de zapatos.

Cuando llegue mi hora

abandonarán las farolas
sus crisálidas de celofán.

Cuando llegue mi hora

la manzana sangrará luna
y todos lo sabrán.