WALKIN' BLUES


Caminando, lejos, lejos,
cirujanos con manos de hojalata abriendo el corazón de las fuentes, edificios ardiendo en la palabra atardecer,
o un niño peinando la nieve de un río que no pasa.

El cielo casi sin nubes
queda en evidencia en las puertas giratorias de los hoteles y en los relojes de paredes con ojeras,
nos enseña su alfabeto de árboles digitales y zapatos de agua.

Hasta aquí el polvo del camino
hecho un nudo en la corbata de un pájaro que pisa chimeneas y balcones, calles de azúcar y plazas miopes,

lejos, lejos,
el ojo de la aguja que cruzamos devolviendo a los espejos la estatura del mar, el vestido de la lluvia, la quieta mueca de las estatuas.