CARTELES PUBLICITARIOS


Clavaré una mariposa en la pared

de tu cuarto, será una herida
por donde poder ver la noche. No
te preocupes, seguiremos utilizando

las ventanas, aunque solo sea

para lavarnos las manos cada mañana.
Es una cuestión de supervivencia,

los que siguen nuestros pasos querrán

quedarse también con nuestras huellas.