LO QUE RIMBAUD QUISO DECIR A VERLAINE ANTES DE QUE ESTE LE DISPARARA


Quita la venda que no deja ver al bosque. Algunos lugares se fugan con la lluvia. Las plazas siempre se reúnen en los pies de los niños.

Deja al animal beber hombres en el río. Las lunas arañan las orillas de los garajes de julio. Las azoteas más hermosas siempre tienen las manos frías.

Habla con pulseras de nieve y anillos de hierba. El corazón empuja la sangre fuera de los bolsillos. Los trenes siempre se alejan de las ciudades donde se detienen.

Que la marea no se quede con los barcos. Mantén caliente el cuerpo del amanecer hasta que una paloma encienda una cerilla.